Rotación de cultivos, cultive sus propias hortalizas

Para iniciar a cultivar sus propias hortalizas, necesitará una buena planificación. Es importante saber que algunas plantas pertenecen a la misma familia, por lo que están estrechamente relacionadas entre sí. Dado que ciertas enfermedades y plagas son comunes a cada familia, será necesario alternar los cultivos, una práctica también conocida como rotación.
Estas pautas de rotación son incluso cruciales para ciertas hortalizas y hay que tener en cuenta que antes de sembrar el mismo cultivo en la misma parcela es importante dejar pasar al menos 3 años. Algunas enfermedades pueden incluso afectar a diferentes familias, por eso es preferible mantener un intervalo de tiempo más amplio entre las rotaciones, hasta una vez cada 6 o 7 años.

Cultivos permanentes o perennes

Si ha dedicado una parte de su huerto a un invernadero, árboles o arbustos, no se verá afectado por la rotación, al igual que otras plantas perennes como espárragos y alcachofas. Las fresas también son perennes, sin embargo, si se desea replantarlas después de 2 años se pueden incluir en la rotación de cultivos pero teniendo en cuenta que es preferible esperar más tiempo antes de plantarlas en la misma zona.

Distribución del huerto

Basándonos en los cultivos más comunes y en la superficie que ocupan en el huerto medio, podemos establecer fácilmente seis grupos principales (véase el diagrama que figura a continuación). En cada grupo hemos incluido una serie de familias; para poder rotar los cultivos adecuadamente hay que tomar como referencia estas familias. En este diagrama hemos incluido una visión general de éstas dentro de los grupos principales. Si cultiva menos grupos o familias principales, la rotación de cultivos podrá ser inferior a 6 años.

Plan de cultivo de hortalizas

Determine qué hortalizas quiere cultivar y reúna el material de siembra y las bolsas con semillas dividiéndolas por familia. Divida las familias según los grupos principales y considere cuánta área de su huerto quiere asignar para cada cultivo. Si siembra únicamente un pequeño número de cultivos importantes, podrá reutilizar el mismo trozo de tierra más a menudo.

Cultivo intercalado

El cultivo intercalado, a pesar de ser un término desconocido, es una práctica que toma en consideración cómo se benefician los cultivos entre sí y puede ayudar a obtener el mejor rendimiento posible al colocarlos adecuadamente. Por ejemplo, algunos cultivos pueden ser menos propensos a una enfermedad o plaga causada por un cultivo vecino. Siguiendo este método, en su huerto encontrá una considerable variedad de filas de plantas diferentes. Puede encontrar más información sobre cómo intercalar los cultivos en la sección de protección de esta página web.